jueves, 13 de enero de 2011

OHMYGOOD



Una de las cosas más irónicas de mi vida es que el problema más preocupante que tengo ahora mismo cuando en realidad soy una persona triste, destrozada, muerta en vida, que solo amargo a los demás... (meta aquí sinónimos y derivados de los ejemplos anteriormente dados), Es no encontrar un maldito sim que he de pasar a la tonta de mi mejor amiga, porque a ella no se le ocurrió la genial idea de hacer copias de seguridad hasta hoy, que se le ha muerto por envejecimiento.

Pero bueno, es normal ¿no? Es fácil hablar sin conocer realmente a alguien. Aunque lo reconozco, ni yo misma sé quién y como soy a veces.

Es lo que pasa cuando eliges entre la locura o las drogas. La diferencia entre ellas es que la primera es prácticamente controlable, un ejemplo sería un ataque de risa con los amigos sin ton ni son dejando a estos estupefactos, no en un funeral.

Y las drogas.. Se comienzan por la tontería de ser "anti-sistema" y "anti-todo" pero tener un ipad de 8gb con la musiquita o una mierda apple (cuando un pc montado a piezas te sale por la mitad de precio y el triple de bueno), la cámara réflex para hacer fotos en automático y así subiendo a los cigarros, después porros y de allí a cocaína, mdma y más derivados.

Que conste que no estoy en contra de las drogas flojas, lo que pasa es que tienen muy mala imagen gracias a la parte de personas deficientes que no tiene ni puta idea de consumirlas. Conozco amistades que van por el tercer porro y pueden mantener una conversación coherente. Y éstos son los que dicen sin pelos en la lengua: Si tú estás con gente que está fumando y está en modo tonto/guay lo hacen ellos solos, no es el porro.

Pero bueno, ahora se tiene más dificultad para fumar y sentirse "guay" por la prohibición de no fumar en los locales. También que con lo equivalente a un año gastado en cigarros se tiene para un viaje fuera del país y encontrar experiencias decentes, no mierdecitas imaginarias por un "amarillo" y que la gran mayoría que fuma ahora fue por su amigote de turno y sentirse "persona".
Sí, de ese tipo de gente me compadezco, han comenzado a fumar para sentirse "distinto" cuando en este ejemplo esta palabra es la definición de gilipollas.

Yo elegí la locura y tú las drogas.

Felicidades.

1 comentario:

juanB dijo...

La locura y las drogas son hermanas, deberías mirar más los Simpsons. eso son "AMARILLOS", de vErdad.


te cuidas Ibti. a mí me va muy bien. trabajo de profesor en la conselleria, estudio auxiliar de farmacia a la veZ, y sigo fumando porros.

bendita lo cura. un saludo.


PD: Me gusta leer tu blog de vez en cuando, si no te gusta, puedes pasar. Tenga un buen día.