viernes, 20 de agosto de 2010

Descosiendo puntos


Porque se quiera o no, esas personas siguen dentro tuya, aunque ya ni las veas. Y siempre que las encuentres en persona en algún momento de tu vida por un escaso segundo, ese día se nublará por unas horas.
Porque quieras o no, el recuerdo sigue, y no podrás quitarte ese peso nunca, porque a partir de él nos formamos y aprendemos a vivir...

...fue lo que le dije a mi novio entre lloros después de encontrarme con fantasmas del pasado.


No hay comentarios: