jueves, 21 de enero de 2010

No siempre es Karma.



Que hagas de todo, no significa que te tengan que dar un premio.
Como dije anteriormente, y no solo me refiero a mantenerse con gestos, acciones y hechos, sino en todo lo posible que conlleve a hacer "algo", una persona es capaz de hacer mucho mas con la boca cerrada a otra que lo escampe a los cuatro vientos, consiguiendo así un "premio" de consolación.

Dueños de lo que callamos, esclavos de lo que decimos.

Creo que me ha venido en mente esto ahora mismo por una canción que no paro de escuchar desde hace meses que encontré por casualidad, dejo la letra aquí.



Cada mes se pregunta si hay un después,

se preocupa de lavarse sólo una vez
al mes, al mes, al mes ...


Se ha dejado su tarjeta de presentación,
estará orgulloso, solo anclado en el sillón,
vencedor, vencedor, vencedor ...

Todo esto es culpa de la gente ...

Sólo ve telebasura y compra el corazón,
siempre se hace el caradura en cuanto hay ocasión
sin razón, sin razón, sin razón ...

Sólo así obtiene el premio de consolación
y los lunes se levanta a partir de las dos,
con el sol, qué calor, qué calor ...

Todo esto es culpa de la gente,
¿por qué te hace sentir tan diferente?
Todo esto es culpa de la gente ...

No le cogen el teléfono ninguna vez,
llamarán, llamarán, llamarán después.
No le cogen el teléfono ninguna vez,
llamarán, llamarán después ...

Todo esto es culpa de la gente,
¿por qué te hace sentir tan diferente?
Todo esto es culpa de la gente. 




No hay comentarios: