sábado, 20 de septiembre de 2008

Algo profundo


Ensimismada. Mirando a una caja tonta, esperando que suceda algo igual o parecido
a lo que ve en las telenovelas, esas que duran horas y horas con un final estupido
en el que dicen que la familia es lo unico que vale en el mundo y que ninguna amistad
puede romper esa union, o otra aquellas en que el amor existe, y por mucho que pases
de tus desgraciados hijos ellos te querran porque es ley de vida y no se puede
cambiar ya que el resto te mirarian con desprecio y superioridad al no ser igual.

Eso desea. Dia tras dia, hora tras hora, mientras ve como su hija sale y no vuelve

hasta la madrugada, feliz, con el pelo revuelto y enchufando el cable del modem
para estarse horas y horas hablando por un aparato, y a la vez ella, maldiciendo
la creacion de internet, esa cosa que segun sus ideas le robo su hija, su unica hija
ya que la primera esta en londres, estudiando sin llegar a ser nada.

Y su marido, oh! ese!, que nunca esta con ella, ocupado mirando la tele, o dandole dinero

a su hija dinero para asi tener "amor familiar", el experto en escabullirse cuando
hay problemas y el tan solo el tiene la culpa y no lo quiere reconocer, al momento
coge un ataque y se encierra en su habitacion, mirando la television, hasta que
aparezca una razon para poder conciliar el sueño y dormir dejandolo todo a ella.

Y ella? no hace nada. Podria ella, solo ella cambiar toda esta situacion? puede.

Pero es tan egoista, solo piensa en ella, como si fuera una protagonista de una historia
en el que el final todo el mundo querra estar solo con ella y desterrar a las otras personas,
sintiendose superior, que puede cambiar algo en su vida, ganar algo, con su idea de depender
totalmente de la opinion de los demas.

Pobre de ella, que se hace la dura pero solo es una del rebaño, otra mas. Que su hija

desaparece y le dice tranquila "estare con estos, volvere mañana" y no concilia el sueño
desconfiando de su hija, ya que es un producto de su ser no debe ser una persona con ideas
propias, solo un maniqui que se deja manipular a la gente para asi dios no la castigue.

Ella, dia tras dia, mira una caja llena de culebrones, comparando su amargada vida gracias

a sus ideales en los que su defiende su dependencia a la mayoria como excusa para seguir viva,
son entender porque esta sola, en cuatro paredes, con un marido cabron, y una hija lista.

No hay comentarios: